Marruecos

Historia, costumbres y cultura

Marruecos es el perfecto punto de inicio para comenzar a explorar África.


El país ha sido habitado desde tiempos inmemoriales. Los bereberes o Amazigh "hombres libres", se instalaron en el norte de África 3.000 años A.C. y hoy forman casi el 70% de la población total.


Durante siglos, los bereberes se mantuvieron impenetrables a la dominación e influencia de otros pueblos expansionistas - romanos, árabes, turcos, españoles, franceses- y han podido conservar una de las culturas más fascinantes del continente.


A sólo 14 km de España, es un destino que sorprende con su arquitectura, colores, estimulantes aromas y hospitalidad de su gente.


Su Maronquinerie ha sido apreciada comercialmente desde el siglo XVI. Una herencia igualmente rica aún se mantiene viva en la producción de alfombras, alfarería, joyería y tallas de madera.


En las seductoras ciudades que han sido capitales de este reino, Meknes, Rabat, Marrakech y Fez descubrirá bellas mezquitas, madrasas o escuelas, patios, jardines, bebederos públicos. Paseando por las callejuelas de las Medinas, se divertirá practicando el arte del “regateo” en los coloridos zocos.


Al atravesar el Alto Atlas, la cadena montañosa del Rif; al caminar las playas del mar Mediterranéo y del Atlántico y pasando una noche en el desierto con un techo de millones de estrellas, el viajero sentirá que el tiempo se detuvo y que valió la pena descubrirlo.


Marruecos abre los sentidos y estimula.